Cómo lavar tus sábanas para que siempre estén impecables

Cómo Lavar tus Sábanas para que Siempre estén Impecables

Para asegurar una larga vida de tus sábanas es indispensable seguir las instrucciones de cuidado indicadas por el fabricante en las etiquetas. Estas instrucciones son representadas por símbolos convencionales que responden a estándares mundiales de la industria textil.

Pero antes de ir al detalle, en Cannon Home te recomendamos lavar las sábanas antes de usarlas por primera vez, para eliminar aprestos y posibles excesos de pigmentos, propios del proceso industrial de los textiles. Además, tenemos algunas recomendaciones básicas:

  • Te recomendamos lavar tus sábanas a máquina con agua tibia a fría. En ningún caso caliente, ya que pueden encogerse o perder su color. No es necesario usar suavizante ni cloro, sólo un detergente o jabón neutro. Recuerda lavar sábanas con sábanas del mismo tipo y no mezclarlas con prendas con cierres, velcros, o elementos abrasivos.
  • Para que tus sábanas queden impecables, no sobrecargues la lavadora, ya que tiene que haber suficiente espacio para que se muevan y se mezclen con el agua y el detergente, como también para que puedan enjuagarse correctamente.
  • Si tus sábanas tienen alguna mancha, es aconsejable que la trates previamente al lavado con un quitamanchas.
  • Elige el programa o ciclo de lavado adecuado según las indicaciones de la etiqueta para que no dañe los tejidos.
  • Si te excedes con detergente o jabón, pueden quedar residuos de estos y le restarán suavidad a tus sábanas.
  • Si utilizas secadora, sécalas a baja temperatura. Si lo haces al aire libre, evita la luz directa del sol y el calor extremo, ya que pueden quedar ásperas.
  • Para evitar plancharlas, te recomendamos alisarlas y doblarlas apenas las saques de la secadora y antes de que se enfríen.

Ahora sí, pon atención a los símbolos para que te familiarices con ellos y tus sábanas queden impecables. Y mantengas en el mejor de los estados tus sábanas de algodón.

¡RECUERDA! que te sugerimos cambiar las sábanas por lo menos 1 vez a la semana, sobre todo si duermes en pareja y tienes una sábana de 2 plazas, una sábana king o tal vez una sábana súper king.